El Q50 400 Sport de Infiniti pasó por una cirugía plástica: se le implantaron fascias más robustas, obtuvo una parrilla renovada y recibió nuevas entradas de aire.
Es cierto, no quedó irreconocible, pero su aspecto es más agresivo y feroz. Casi como un felino de 4.8 metros de largo que está a punto de atacar.
Al frente, destacan las entradas de aire que, además de encontrarse bordeadas por un marco metálico oscuro, fueron colocadas a una menor altura del piso para mejorar el comportamiento aerodinámico del vehículo. Se suma también una especie de spoiler ubicado en la base de la fascia frontal.
Por si no te parece lo suficientemente deportivo, el sedán integra pinzas de freno de color rojo y un escape doble con acabado cromado. Pero aún más importante, al Q50 400 Sport lo impulsa un motor V6 de 3.0 litros que le permite entregar nada más y nada menos que 400 caballos de potencia.
Con el modo de manejo Sport+ activado, el auto de Infiniti se precipita hacia el frente a la menor provocación sobre el acelerador.
En el interior del Q50 Sport, nos encontramos con acabados de aluminio, asientos de piel y hasta un sistema de infoentretenimiento con pantalla doble, que no integra Apple CarPlay ni Android Auto.
El conductor puede personalizar la respuesta del vehículo, pues además de contar con cinco modos de manejo predeterminados, es posible configurar la respuesta de la suspensión, la transmisión, el volante y el motor, de forma independiente, así el Q50 se maneja exactamente como a uno le gusta.
Porque detrás de este porte bravucón con el que llega para 2018, el Infiniti Q50 400 Sport sigue siendo un sedán de puro lujo y sofisticación.

Infiniti Q50 400 Sport 2018
Motor: V6 Twin-Turbo de 3.0 litros
Potencia: 400 hp
Torque: 350 lb-pie
Desde $919,900