Salvador Rodríguez López

Hay momentos en la vida que se debe definir entre lo posible y lo deseable, sólo así tendrá sentido las acciones a seguir. Si un grupo numeroso de jóvenes se aficiona a las bebidas alcohólicas, lo normal es llevar a cabo campañas para evitar que sigan por ese camino, pero sus promotores se topan con la actitud de las autoridades, que otorgan toda clase de facilidades para la venta de esos productos.
Por una parte está la salud de los consumidores y por otro los ingresos que obtiene el municipio por las licencias que entrega de los giros negros, provecho que se incrementa con la ampliación de horario.
El especialista en salud mental, Gerardo Macías López, señaló que cinco de cada diez jóvenes universitarios consume bebidas embriagantes y dos de cada diez fuman, por lo que es importante emprender acciones que sean, principalmente, individualizadas, esto es, hablar directamente con el que actúa de esa manera para hacerles ver el daño que causa a su organismo y los problemas que puedan derivar de crecer su adicción, sobre todo que la misma persona acepte que se ha vuelto dependiente y exprese su intención de recuperarse, demostrando así que puede vivir a plenitud sin usarla.
Es un problema que se registra no sólo entre los estudiantes sino con los obreros y campesinos, sólo que la investigación se hizo con los universitarios, lo que determina que es un asunto multisectorial que requiere no sólo atención sino respuestas significativas para cada círculo.
Macías López estableció que “no hay que dejar transcurrir mucho tiempo cuando se detecta que alguien consume en exceso alguna bebida embriagante o sustancias prohibidas, entre más rápido se actúe, se tendrá mejores resultados”, recomendación que ojalá tomen en cuenta padres de familia, profesores y amistades y tengan la satisfacción de ayudar a quien no dimensiona la gravedad de sus actos, pero que haciéndolo saber puede tener una actitud distinta.
En la entrevista que concedió a este Diario, dijo que los muchachos que beben alcohol, alrededor del 15% no lo pueden controlar y llegan a la embriaguez, que luego repercute en su salud física, mental, escolar, laboral, moral y familiar. Es un asunto que no comienza en la universidad sino entre los 14 y 17 años, esto es, cuando cursan secundaria o bachillerato, por lo que es importante enfocar las baterías en ese sentido.
En esas mismas edades comienzan a fumar, pero en ese punto se encontró en el más reciente sondeo que un alto porcentaje ha dejado de fumar y sólo dos de cada diez aceptó que lo hace, lo que podría ser resultado de la toma de conciencia de los efectos negativos que origina a la salud.
Frente a esa necesidad que hay de evitar que los jóvenes caigan en las redes del alcoholismo está la actitud de las autoridades, que como señala la diputada Citlalli Rodríguez González, es incongruente que por una parte se amplíe el horario en los establecimientos y por otra se aplique el alcoholímetro.
Es una cuestión que se ha mencionado Con Usted en varias ocasiones, citándose que el ayuntamiento obtiene una doble ganancia, como sucedió en la pasada Feria Nacional de San Marcos en que se permitió más tiempo para el cierre de los antros y al mismo se incrementó la presencia del alcoholímetro.
La legisladora afirmó que “el gobierno y la sociedad en general, censuramos el consumo excesivo de alcohol, no sólo en la feria, sino todos los fines de semana y es doloroso ver a jovencitas y jovencitos alcoholizados sobre la Venustiano Carranza, Colosio, Alameda y otras arterias donde han proliferado los antros y demás negocios con venta de alcohol”.
Sostuvo que lo censurable es que, por una parte los padres de familia no tengan control sobre sus hijos y no sepan dónde andan y con quién, y por otra, “el que sea la propia autoridad la que amplíe los horarios, con el pago de una cuota extra por parte de los negocios, para que los jóvenes y demás clientes sigan emborrachándose”.
En respuesta a lo planteado por Citlalli Rodríguez, el director de Reglamentos, José de Jesús Aranda Ramírez, reconoció que en lo que va del año se ha autorizado 500 ampliaciones de horario a centros nocturnos, restaurantes, bares y tiendas de abarrotes, actuándose siempre “dentro de la norma”.
De las 4 mil 500 licencias reglamentadas “sólo 500 han pedido esta ampliación”, apuntó y en defensa de la situación que existe, el funcionario dijo que en la zona centro no está autorizada la ampliación y que incluso se redujo, ya que antes el cierre era a las cuatro de la madrugada y ahora es a las tres, mientras que los negocios que se encuentran en las avenidas Colosio, Héroe de Nacozari y Las Américas, tienen permitido concluir a las cuatro.
Para demostrar que la autoridad municipal está a favor de reducir el consumo, José de Jesús Aranda aseguró que la oficina a su cargo se coordina con el ISSEA y la Cofepris “en la campaña preventiva contra el consumo de alcohol y drogas”.

IMPACIENTES
Sumamente intranquilos se muestran los priistas al observar la tardanza para convocar a elecciones del comité estatal, lo que puede derivar en que siga la actual directiva o se nombre otra, que sería la tercera en fila como interina.
Es un problema que empieza a hacer ebullición en 21 estados de la República, donde están en la misma situación que Aguascalientes, por lo que le exigen al dirigente nacional Enrique Ochoa Reza una pronta definición ya que están en puerta las nominaciones para senadores y diputados federales y la Presidencia de la República.
Tal parece que Ochoa está enfocado únicamente en organizar la Asamblea Nacional que tendrá lugar el 12 de agosto y se olvida de atender los problemas que tiene la militancia, principalmente la falta de liderazgos sólidos locales que son, en todo caso, los que encausan la participación política y social.
En el caso de Aguascalientes crece el nerviosismo y vuelve a aflorar las rivalidades entre los grupos ante la falta de alguien que los guíe, lo que podría desencadenar una lucha encarnizada por hacerse del comité estatal y los organismos municipales, como primer paso para ir tras las candidaturas a legisladores federales y de diputados locales, que también se definirán en 2018.
Lo que planteó Lorena Martínez hace varios días, de que el CEN nombre un delegado general, no ha tenido respuesta de Enrique Ochoa, a la mejor porque no le importa lo que sucede aquí ni en los demás estados, mientras tanto el reloj no se detiene y el nerviosismo sigue agrandándose.

CUIDAR MÁS LA CASA
El 60% de las empresas de Aguascalientes ignoran cuáles son los apoyos y programas gubernamentales que beneficia al sector productivo, lo que lógicamente le resta competitividad, reconoce el presidente local de Coparmex, Francisco Ruiz, por lo que cabría preguntar ¿Qué hace al respecto la agrupación? Más que estar al acecho de cualquier error gubernamental para atraer los reflectores se requiere trabajar intensamente entre su misma gente, que debe estar al día de los programas que maneja la Secretaría de Economía, de los créditos del Inadem y Pronafin y de todas aquellas acciones que ayuden a mejor los negocios. Ese es el verdadero señorío, en el que los socios perciban el apoyo de sus directivos, porque las “grillas” sirven sólo a unos cuantos, en cambio el respaldo de las dependencias públicas puede significar el despegue de las empresas.

¡Participa con tu opinión!