Arely Sánchez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los mexicanos están gastando más en sus bebidas de las cafeterías de cadena.
El frío de enero y los primeros días de febrero hizo que el aumento promedio de entre 2 y 4 pesos en el costo del café pasara inadvertido para los clientes de cafeterías como Cielito Querido Café, Krispy Kreme, Dunkin Donuts, entre otras.
“El aumento lo hicimos durante la segunda quincena de enero, estuvo muy por debajo de la inflación.
“Nuestra estrategia siempre ha sido de mantener un precio justo para el consumidor, estamos convencidos de que el precio es parte de nuestra propuesta de valor. Creemos que seguimos teniendo un precio justo”, dijo Martín Alcántara, director de Operaciones de Cielito Querido Café que hoy cuenta con 72 sucursales en cinco estados del centro del País.
Detalló que, a pesar del aumento, las ventas de la cadena se han comportado al alza en lo que va del año, en comparación con el mismo periodo del año anterior.
“No puedo decir que necesariamente el buen resultado se debió a las bajas temperaturas que tuvimos en los días recientes, pero por supuesto que ello influyó de alguna manera, además este año no hubo un gasolinazo ni un ambiente de tensión como el que se vivió a inicios de 2017”, expuso Martín Alcántara.
Personal de la cadena Krispy Kreme señaló que desde finales del 2017 hubo un cambio de precios en su menú de café, específicamente en lo relacionado al tipo de leche que complementa la bebida.
Mientras que antes la variedad en leche no tenía ningún costo extra para el consumidor, ahora pedir leche deslactosada o light puede representar un costo extra de 8 pesos, equivalente a entre 4 y 5 por ciento del precio total.
La cadena Dunkin Donuts reveló que a partir de esta semana aplicó un alza de 3 a 4 pesos en promedio en todas las variedades de los cafés que sirve.
The Italian Coffee Company, la tercera cadena más grande del País, también aplicó alza a sus precios al arranque de este año.
“Depende la bebida y el tamaño, pero el promedio del aumento es de 3 pesos”, detalló un empleado.
Fuentes de Alsea, operadora de la cadena Starbucks, dijeron que desde finales del 2016 no ha habido incremento en los precios de su menú de bebidas ni de alimentos.
La firma no descartó que en los siguientes meses haga movimientos al alza, luego de que ha transcurrido más de un año incrementos.