Jovita Romero Casanova, presidenta del Colegio de Cirujanos Dentistas, reconoció que no existe entre la población la costumbre de acudir cada seis meses a revisión con el dentista, lo cual trae graves consecuencias, pues la falta de prevención provoca que la gente desarrolle problemas más graves.

Indicó que desafortunadamente, las personas suelen acudir al dentista cuando ya presentan alguna dolencia, ya sea porque no pueden masticar o dormir a causa de alguna inflamación, porque han visto una coloración extraña en su dentadura o porque su boca expide un mal olor; añadió que los integrantes del gremio han tratado de difundir el hábito de acudir cada seis meses a consulta, pero no han logrado que la gente toma mayor conciencia.

Jovita Romero comentó que cuando una persona acude a consulta cada seis meses, para hacerse revisiones, se le dan mantenimientos a las obturaciones que tiene, se le hace la limpieza dental, se le revisa cómo maneja la técnica del cepillado y se le indica que debe hacer una nueva cita dentro de seis meses.

Apuntó que cuando algún paciente acude por vez primera, se les atiende si tienen algún problema y se les da tratamiento; además, se les recomienda que para evitar ese tipo de problemas, lo mejor es acudir de manera regular a consulta.

Finalmente, la presidenta del Colegio de Cirujanos Dentistas comentó que aunque los profesionistas no puedan hacer la diferencia a gran escala, entre sus pacientes sí deben fomentar este hábito; “lo que debemos de hacer es, al terminar los seis meses, avisarles que ya requieren su revisión, y por lo general siguen yendo cada seis meses, pero eso ya depende de llevar el control y fomentar el hábito de asistir cada seis meses a consulta”, pues así es como se considera que un paciente está controlado y tiene un buen estado de salud bucal.