Aunque el Órgano Superior de Fiscalización de Aguascalientes (OSFAGS) no cuenta con un titular, los responsables de la revisión de documentos y cuentas públicas hacen un trabajo profesional en el que se puede confiar, de ahí que las observaciones hechas a los ingresos y egresos del estado y los municipios fueron objetivas.
El diputado Guillermo Alaniz de León, miembro de la Comisión de Vigilancia en el Congreso del Estado, comentó que se tiene confianza de que el personal se guía en los procedimientos de auditoría o los manuales que establece el OSFAGS, de ahí que tienen la obligación de apegarse y llegar a la conclusión que ellos manejan, “lógicamente se debe dar audiencia a los entes obligados para que en su momento puedan hacer las aclaraciones pertinentes que les hace este órgano de revisión”.
Reconoció que si bien el Municipio de Aguascalientes fue el que tuvo observaciones por mayor cantidad económica y hay el compromiso de parte de la autoridad de solventarlas, también debe quedar claro que de no hacerlo se aplicarán las sanciones que se prevean en la ley.
De ninguna manera el tema de las cuentas públicas es un asunto político, antes bien, el trabajo del OSFAGS se hizo de manera objetiva y aclaró que los entes observados deberán primero aclarar ante los órganos internos de control, las observaciones planteadas por el OSFAGS, como fue aprobado por los legisladores.