Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 12-Jan-2019 .-Planear tu día y escribir tus objetivos a mano te ayuda a ser más estructurado y productivo; descubre por qué y cómo usarlo a tu favor.
Si ser una persona más organizada es uno de tus propósitos para este año, una agenda de papel será mejor herramienta para lograrlo que usar tu celular, coinciden expertos.
Pero… ¿por qué?
Aunque escribir en la computadora o en el calendario de tu celular pueda ser más rápido que hacerlo a mano, no te beneficia a nivel cognitivo.
Diversos estudios han probado que se escribe información más significativa y relevante al registrarla manualmente que cuando se hace en un dispositivo digital; además, ayuda a aprender y retener el material.
Además, claro, de que a tu agenda nunca se le acabará la pila y te dejará en la incertidumbre ni será posible que tu sobrinito borre accidentalmente una cita importante…
¿Has notado que las apps de notas o calendario buscan simular las opciones que da el papel? ¡Es por algo!

Herramienta para ser tu mejor versión
Llevar un control de tus actividades diarias te ayudará a organizarte y construir la mejor rutina para ti. Esto liberará a tu cerebro de la necesidad de recordar datos poco relevantes y dejará espacio para lo importante.
Así podrás pasar de “ocupado” a “productivo” y alcanzar tus objetivos más rápido, mejorando tu eficiencia y abriendo espacio a tu creatividad y capacidad para resolver problemas.

¿Qué puedes inculuir en tu agenda?
Metas diarias
Personales y familiares, como salir a correr o bañar al perro; laborales, como concluir cierto proyecto o enviar ese mail que has estado posponiendo; o sociales, como cenar con amigos.

Horarios
Aunque sean aproximados, para las actividades que requieres hacer para lograr los objetivos del día.

Listas de pendientes
Así podrás planificar y evaluar cómo lograr las metas trazadas y que no sean sólo una preocupación.

Monitoreo de hábitos
Anota los días que realizaste una actividad que buscas incorporar a tu rutina, como hacer ejercicio o comer en casa; también funciona cuando intentas dejar de hacer algo, como fumar o comprar café diario.

Objetivos a mediano y largo plazo
También puedes agendar actividades que te ayuden a lograr tus metas semanales, mensuales e incluso anuales.

¡Sácale jugo a tu agenda!
-Categoriza tus anotaciones: Usa símbolos distintos para distinguir los pendientes de los eventos o notas.
-Atrévete a dibujar: Recurre a metáforas, dibujos o gráficos; las imágenes comunican más rápido.
-Prioriza: Inicia tu jornada con lo más laborioso y termina con lo más simple.
-Concéntrate: Apuesta a trabajar en menos de cuatro cosas al día; si tienes más, organízalas en orden de urgencia/importancia.
-Planea estratégicamente: Evita agendar juntas o decisiones importantes poco antes de la hora de salida o los viernes en la noche, por ejemplo.

Aprovéchala para tu crecimiento
Tu agenda también puede convertirse en un apoyo para inspirarte todos los días y para animarte en días difíciles.
Puedes incluir citas que te impulsen a trabajar para lograr tus metas, llevar un diario de gratitud (¿qué cosas agradeces al terminar el día?), así como registrar las lecciones aprendidas y tus triunfos diarios.