Entró en fase de pruebas el nuevo software para la operación del servicio de emergencias 911, con el que será posible ubicar con exactitud la procedencia de las llamadas que se realicen a está línea, informó Juan Manuel Díaz, director general del C4 estatal.

La modernización del sistema permitirá no sólo mejorar los tiempos de respuesta a través de la canalización de las unidades de atención que al momento tengan mayor disposición para llegar a cada punto, sino también la identificación de las falsas alarmas.

En entrevista, recordó que el mayor porcentaje de las más de 3 mil llamadas que reciben en la línea 911 al día, son de broma y otras tantas relativas a la solicitud de información que no es de emergencia.

“Todos esos casos serán geolocalizados también al momento y eso permitirá proceder, conforme lo marca la ley, con las sanciones correspondientes a los ciudadanos, adolescentes o menores que usen el 911 para hacer bromas”.

Explicó que con el inicio del año se inició la implementación de la nueva plataforma que va incorporándose de manera gradual y en forma paralela al retiro de la existente, en un ejercicio que permita no poner suspender el servicio en ningún momento.

Las tareas podrían llevar el resto del mes hasta quedar 100% sustituida la plataforma digital que entre sus mejoras proveerá información detallada de cada uno de los reportes que se hagan por parte de la ciudadanía.

“El plan es que para febrero esto sea una realidad y los resultados se adviertan en forma prácticamente inmediata tanto para elevar la calidad del servicio a los asuntos de emergencia que suceden en el estado y requieren la intervención de las autoridades, como de localización de quienes insisten en jugar con este recurso”.

Juan Manuel Díaz recordó que en promedio siete de cada diez llamadas que se hacen al número 911, son falsas alarmas generadas por personas de todas las edades, aunque la mayoría de las veces por menores de edad cuyos padres deberán responder por estos actos.

“Previo a esto se ha hecho una campaña de concientización amplia para que la ciudadanía en general reflexione sobre el uso de la línea de emergencia, no obstante las llamadas en falso persisten y será momento de ponerles un freno”, concluyó.