Aguascalientes ha destacado en el ámbito nacional por su capacidad de resolver conflictos a través del diálogo y no mediante el uso de la fuerza, recordó el presidente de Coparmex Aguascalientes, Raúl González Alonso.
Esto, al lamentar las acciones que se suscitaron en días pasados entre el Gobierno del Estado y los grupos ciudadanos de protesta por el paso a desnivel que ya se construye en las inmediaciones del crucero de las avenidas Aguascalientes y Antiguo Camino a San Ignacio, en el fraccionamiento Colinas del Río.
Consideró que es de vital importancia para la población tener una ciudad moderna con infraestructura que permita la movilidad integral de los grupos humanos locales y los que van de paso por la entidad.
No obstante, sostuvo que estos proyectos no tienen porqué contraponerse con el cuidado y la salvaguarda de los recursos naturales con que cuenta la mancha urbana y que es imprescindible conservar para las futuras generaciones.
En un posicionamiento público, relativo al choque entre ciudadanos y policías, suscitado el fin de semana pasado y el posterior arranque de las obras, González Alonso destacó que los valores del sindicato patronal que preside llaman a privilegiar ante todo la dignidad de la persona.
Es una premisa a la que deben someterse todos los actos, por tal motivo la libertad a expresarse dentro del marco de las leyes vigentes, es un derecho garantizado a cualquier individuo, agregó.
Por tal motivo es que resulta lamentable el desencuentro entre el gobierno y los grupos ciudadanos inconformes con dicho proyecto, porque aquí estamos acostumbrados y somos reconocidos por dialogar, no por resolver las cosas con uso de la fuerza.
En ese contexto reiteró que el debate, la comunicación y la participación ciudadana son los mejores canales para resolver conflictos y el caso en particular no deberá ser la excepción, concluyó.