No cesa en redes sociales la difusión de mitos que afectan a la industria lechera, lamentó Gerardo González Enríquez, presidente de la Asociación Ganadera Local de Productores de Leche, pues sin fundamento, se esparce la idea de que la leche es un producto nocivo, cuando por el contrario es benéfico para el ser humano, ya que contiene vitaminas, proteínas y calcio, que cubren todas las necesidades básicas.
Sostuvo que la mayoría de esta información no se encuentra actualizada, documentada, ni se sustenta en estudios realizados a los alimentos lácteos, por lo cual se difunde sin ningún criterio; agregó que hay personas que no metabolizan adecuadamente la lactosa, por lo que no se recomienda su ingesta, pero por ellos se comercializa la leche deslactosada.
Gerardo González señaló que en los países de primer mundo la leche y sus derivados son un alimento básico dentro de la dieta de las personas, su consumo per cápita es mayor que en México, y a pesar de ello, no existe evidencia científica de que los alimentos lácteos tenga efectos negativos en la salud de las personas.
Indicó que en México sí existe una problemática a consecuencia de la comercialización de sustitutos de la leche, pues como las normativas en la materia son laxas, continúa permitiéndose la comercialización de muchos productos y subproductos que no son de leche por parte de distintas marcas, y esos son los que hacen daño al organismo; “es como los vinos adulterados, un buen vino no es malo, el que es malo es el vino adulterado”.
Por último, el presidente de la Asociación Ganadera Local de Productores de Leche sostuvo que estos productos piratas se elaboran con grasas vegetales, extensores, saborizantes, cafeína o fécula de papa, y su consumo es nocivo para la población, pues entre otras cosas, tienen incidencia en un incremento de los índices de obesidad.

¡Participa con tu opinión!