Con la próxima llegada de la Semana Santa y de la Feria Nacional de San Marcos (FNSM), el gremio taxista se prepara para vivir días de mucho movimiento e invita a los concesionarios y sus choferes a aprovechar los módulos seguros que se instalarán en la verbena.

Francisco Javier Pacheco Méndez, dirigente de SUOTA, informó que tradicionalmente el Viernes Santo es una fecha en que hasta el 70% de las unidades de taxi no salen a ruletear a las calles, a causa de la baja demanda. Sin embargo, a partir del Sábado Santo, que en esta ocasión coincide con el arranque de la FNSM se les duplicará el trabajo, y aclaró que las tarifas matutinas serán con base en el taxímetro y el personal de Dirección de Transporte estará en los módulos seguros dando el boletaje según el valor del servicio.

“Esta estrategia representa seguridad tanto para el usuario como para el operador, en el sentido de que se cobrará por anticipado, tal y como ha sucedido en dos años anteriores, cuyo esquema ha operado muy positivamente”. Comentó que el servicio de taxi dentro del perímetro de la Feria subirá vía boleto entre 10 y 15 pesos con respecto a lo que se generaría por la vía del taxímetro. Por esa razón, muchos taxistas optan por acudir a los módulos. La Dirección de Transporte le entrega un boleto al usuario cuando compra su servicio y ese boleto se lo entrega al taxista, quien posteriormente lo presenta ante la autoridad para recibir el pago correspondiente.