El Heraldo de Aguascalientes

Supersticiones de año nuevo ya no traen fortuna a mercaderes

Un sondeo realizado entre comerciantes de las calles 5 de Mayo, Valentín Gómez Farías y Victoria, así como Los Mesones, arrojó que la tradición de regalar calzones para que el amor y el dinero lleguen el próximo año, ya no genera las ventas que con anterioridad se registraban, fenómeno que atribuyeron a diferentes motivos.
Por un lado, un par de comerciantes coincidieron en señalar que las ventas en general estuvieron deprimidas este año, pues a la gente el dinero cada vez le alcanza para adquirir menos cosas; en el caso particular de la tradición de regalar ropa interior para recibir el año nuevo, dijeron que las ventas se encuentran al 50% en comparación con años anteriores.
Otro comerciante que se ubica en Los Mesones, comentó que otro de los factores para la caída en las ventas es la cantidad de locales comerciales y tianguis que hay en distintos puntos de la ciudad, con lo cual las transacciones comerciales se dividen en distintos puntos, y les toca de a poco a quienes se dedican a la venta de calzones y sostenes.
No obstante, reconocieron que aunque va a la baja, la demanda de la ropa interior para regalar en la última noche del año se mantiene, siendo ampliamente dominante la preferencia por los colores amarillo, que se relaciona con el dinero y la fortuna, así como el rojo, al cual le atribuyen suerte en el amor; sólo uno de los mercaderes consultados señaló otro color con amplia demanda, en este caso el blanco, al que le atañen armonía y paz interior.
Aunque los comerciantes no los incluyeron en su lista, la tradición dicta que otros colores tradicionales para fin de año son el verde, al cual se le relaciona con la salud, y el color naranja con el entusiasmo; para que la superstición surta efecto, la prenda íntima tiene que ser un regalo.