Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La luna de miel entre Andrés Manuel López Obrador y las ONG’s se rompió ayer.
Tras condenar la intención de militarizar la seguridad pública en el País, el colectivo #FiscalíaQueSirva retiró ayer jueves su respaldo al dictamen de la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR) que habían elaborado de manera conjunta con el equipo de transición del Presidente electo.
En un pronunciamiento, decenas de líderes sociales y organizaciones civiles condenaron que AMLO se haya negado a aprobar una reforma Constitucional para dotar de autonomía plena a la Fiscalía, y en cambio impulsará un cambio a la Carta Magna para dejar en manos de los militares el combate al crimen.
“Consideramos que el Gobierno de transición no ha sido congruente con el discurso que ha sostenido con las organizaciones de la sociedad civil, las víctimas y la población mexicana en general.
“Exigimos no reformar la Constitución para militarizar el País y las instituciones democráticas. Exigimos dotar a la Fiscalía de una autonomía real del poder político, del poder militar y de cualquier otro poder fáctico, a partir de la propuesta que ha sido presentada por los colectivos #FiscalíaQueSirva y #VamosPorMas”.