Zedryk Raziel Cruz Merino 
Agencia Reforma

CDMX.-Dante Delgado, dirigente de Movimiento Ciudadano (MC), declaró que su partido rompió relaciones con el Gobierno federal por el uso “faccioso” de la PGR y otras instituciones para perjudicar a Ricardo Anaya, abanderado presidencial de la coalición Por México al Frente.
Delgado, integrante de la Coordinación Nacional Ejecutiva del Frente, acusó a Alberto Elías Beltrán, encargado de despacho de la PGR, de actuar como un “empleado” del Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, a quien señaló de tener metidas las manos en la elección.
Entrevistado tras participar en una reunión en la sede del PAN, el líder emecista criticó que Navarrete no respetara la convocatoria que él mismo hizo a los partidos para que instalaran una mesa de entendimiento sobre el tema electoral.
“Ahora me explico por qué pusieron a Navarrete Prida en Gobernación, él es el que está operando desde Gobierno, mandando dos mensajes diferentes –y esto lo estoy diciendo solamente a título de dirigente de Movimiento Ciudadano porque no lo hemos consensado, pero es la visión que yo tengo–, lo está haciendo, por un lado, invitando a los partidos a que haya una concertación sobre lo electoral, y, por otro lado, utilizando el garrote de una Procuraduría facciosa”, acusó.
“El encargado de la Procuraduría está como un vil empleado del Secretario de Gobernación, y desde aquí le digo a Navarrete Prida que saque las manos del proceso electoral y que sepa que, al menos a partir de ahora y de Movimiento Ciudadano, rompemos cualquier relación con su institución y con el Gobierno”.
Delgado adelantó que propondrá tanto al PAN como al PRD adoptar en conjunto la postura de romper con el Gobierno federal.
“Soy uno de los tres integrantes de la Coordinación Nacional Ejecutiva del Frente y desde luego que el punto de vista de Movimiento Ciudadano tiene que ser expuesto, estamos por tener una reunión y la posición nuestra debe ser contundente: si el Gobierno utiliza las instituciones para lastimar un proyecto de carácter electoral, es claro que nosotros tenemos que romper cualquier relación política con ese gobierno.
“Debe definirse una posición mucho más enérgica de ruptura total en la relación con el Gobierno de la República. Dejar de atender sus llamados, dejar de asistir a sus reuniones, que quede claro que los senadores, los diputados, los órganos de dirección política del proyecto, estén en una, no sana distancia, sino en una clara diferencia con el abuso de poder”, aclaró.
El dirigente de MC acusó que el PRI está fuera del juego electoral y por eso recurre al apoyo del Gobierno.

¡Participa con tu opinión!