Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Para finales de 2019 se utilizará más de la mitad del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), por lo que si faltan recursos para 2020, se tendrá que recortar el gasto, aseguró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
De enero a septiembre de este año se han utilizado 48 mil millones de pesos de los 300 mil millones disponibles del FEIP, debido a la caída en los ingresos tributarios y petroleros, refirió Alejandro Gaytán, jefe de la Unidad de Planeación Económica de la SHCP.
Sin embargo, se prevé que para finales del año se utilicen 150 mil millones de pesos totales del fondo para compensar la caída de dichos ingresos, estimó.
Si el próximo año fallan las estimaciones de crecimiento económico y de producción de petróleo, con la consecuente baja en los ingresos estimados, habría menos fondos para compensar la caída.
«¿Qué se establece cuándo no alcanza? Se establece que se tiene que recortar el gasto. El FEIP es el amortiguador para no recortar el gasto, pero se tendría que recortar si no alcanza», aceptó.
Recordó que cuando se realizó el presupuesto para 2019 todo indicaba que el crecimiento económico sería de dos por ciento. No obstante, la expansión económica ha sido ínfima.
«Cuando se presentó el paquete económico 2019, todo apuntaba a que creceríamos dos por ciento y la desaceleración fue más fuerte de lo esperado, ha habido más volatilidad en los mercados, mucha más incertidumbre.
«Precisamente para eso es el Fondo de Estabilización, para amortiguar estas caídas», comentó.
Para 2020 se estima que el crecimiento económico sea, de igual forma, de dos por ciento, lo que ha generado dudas entre los analistas económicos.
El FEIP se conforma por excedentes petroleros y los remantes del Banco de México. Para 2019 se desecha la posibilidad de que haya remanentes que inflen el fondo, afirmó Gaytán.
«Cuando hay un remanente es la consecuencia de una fuerte depreciación.
«En este año se tiene una fuerte apreciación. Estábamos en niveles de 20 pesos por dólar y ahora el tipo de cambio está en 19, no habría un remanente del Banco de México», afirmó.
Aceptó que la recapitalización de fondo está restringida y que es necesario repensar la forma en que se alimenta de recursos.
Además recordó que es necesario modificar el FEIP para servir como instrumento de política contracíclica, es decir, que no sólo sirva para compensar la caída en los ingresos, sino permita gastar más de los presupuestado en ciertos proyectos para incentivar la economía.