En días pasados, en la ciudad de Quito, Ecuador, se llevó a cabo la reunión número veintitrés del Foro Parlamentario Asia-Pacífico, espacio internacional de diálogo institucional de las naciones de esta región del planeta que busca mejorar la cooperación entre los países participantes, con el fin de garantizar la paz y la estabilidad en esa zona, para con ello, proporcionar asistencia para el comercio y la inversión y emprender acciones concretas en rubros como el cuidado del medio ambiente, el combate a la delincuencia transnacional y el terrorismo, así como el intercambio de la cultura y la educación.

En esta reunión, donde participaron naciones miembro como Colombia, Estados Unidos, Japón, China, Canadá, Australia, entre muchas otras más, la delegación de nuestro país fue encabezada, para orgullo de todos los aguascalentenses, ni más ni menos que por Miguel Romo Medina, nuestro Senador.

Con esa alta responsabilidad, el Senador por Aguascalientes no sólo participó de manera activa ante el órgano parlamentario que vincula de forma institucional a México con los países asiáticos, tan importantes para el crecimiento de nuestra entidad, sino que además, formuló un posicionamiento de gran trascendencia ante el pleno de dicho órgano internacional.

Ante congresistas y legisladores de más de treinta países, Miguel Romo habló respecto del derecho a la privacidad y confianza en las comunicaciones, a la paz social y la seguridad nacional.

El asunto en concreto que planteó el Senador Romo Medina, con la representación de nuestro país, fue la homogenización legislativa en materia del uso del ciber-espacio, un tema de relevancia a nivel internacional acerca de una realidad global que los estados no pueden ignorar y que representa el rol elemental del universo digital en las interacciones humanas.

Lo relevante del posicionamiento, desde luego además del tema ya de por sí trascendental de regular de forma uniforme la legislación de los países de la región en este rubro, fue el enfoque del mismo, pues aun cuando los temas de ciber-espacio constituyen un rubro de seguridad nacional de los países en el tema del terrorismo, el Senador fue enfático en señalar que esta homogenización normativa en todo momento deberá de hacerse bajo la óptica de los derechos humanos y su inobjetable cumplimiento, sobre todo en lo relativo a la confidencialidad de las comunicaciones.

Mientras vemos cómo algunos políticos, obsesionados por la acumulación del poder, enfrascan sus mentes en la planeación de estrategias de corte grilleresco y sacrifican el cumplimiento de su responsabilidades actuales por lograr, por las buenas o por las malas, el acceso a nuevas a responsabilidades, como sociedad da gusto ver que tenemos casos excepcionales como Miguel Romo, que mientras unos se desgarran las vestiduras por incidir en procesos internos de los partidos, él se concentra por ahora, sólo en cumplir con sus responsabilidades que tiene con la gente.

@licpepemacias

¡Participa con tu opinión!