La pequeñita Romina Navarro Martínez fue introducida a la grey católica, mediante el sacramento del bautismo que recibió en el templo de Nuestra Señora del Rosario.
Alrededor de la pila bautismal se reunieron sus papás, Gerardo Navarro Félix y Mayte Martínez Ayala, así como sus padrinos, Luis Fernando Navarro Félix y Estefanía Vargas Félix, para llevar a cabo el acto sacramental, donde le fue vertida el agua del Río Jordán.
Al término de la ceremonia, la familia completa se unió en oración a favor de la recién bautizada, para pedir al Creador su bienaventuranza.