Rolando Ocampo Alcántar deja la vicepresidencia de Información Estadística del INEGI, para sumarse a la campaña de José Antonio Meade Kuribreña. Ya presentó su renuncia y se hará efectiva esta semana.
Recuérdese también que la Junta de Gobierno del Instituto, tuvo una vacante temporal por el permiso de maternidad de Paloma Merodio, quien ya se reincorporó como vicepresidenta del Subsistema de Información Geográfica, Medioambiental y Urbana.
En el caso de Ocampo Alcántar, al quedar la vacante, al Ejecutivo federal le corresponde proponer al sustituto, pero debe tener la venia del Senado de la República, que cierra el año legislativo el próximo viernes 15, lo que quiere decir que la Junta de Gobierno del INEGI, quedará incompleta unos meses.
Ocampo, quien fue designado para cubrir un periodo de hasta el 2020, deja el Instituto sin saber el destino de José Antonio Meade, pues en las próximas elecciones todo puede pasar.
Por lo pronto, hay directores generales que se sienten con los méritos suficientes para ocupar esa vicepresidencia que quedará acéfala, pero corresponde al mandatario Enrique Peña Nieto proponer, es decir, designar a sucesor.
Pasan los meses y todavía no nombran al contralor, sólo hay encargado de despacho; tampoco han sustituido al coordinador general de Informática, Alfonso Mireles Belmonte, promotor de las outsourcing, quien recientemente renunció.
Por otro lado, en cuanto a la base trabajadora, que recibe 45 días de aguinaldo, hay caras tristes porque ya consumieron la mitad, la cual les fue entregada para el “Buen Fin”, mientras que la segunda parte la recibirán en los primeros días de enero. También hay los que esperan ansiosos el mes de marzo del 2018, ya que se aplicará un nuevo programa de retiro voluntario, con atractivos montos para que se animen a dejar la institución.