Después de una gran temporada, Homar Rojas fue elegido como el manager del año de la Liga Mexicana de Beisbol, pero además, Jesús “Jesse” Castillo fue nombrado el Jugador Más Valioso de esta campaña.
Rojas ganó este título tras llevar a la novena rielera al cuarto lugar del norte y quinto en el standing global de la liga al registrar esta campaña marca de 64-46 refrendando con ello su etiqueta de manager exitoso, que motivó a quienes votaron se inclinaran por el regiomontano como manager del año.
Además, cabe resaltar que tras la sequía de cuatro temporadas sin playoff, Homar Rojas Villarreal se convirtió en el conductor que logró conducir al riel a la postemporada, al conseguir la tercer mejor marca de la franquicia en lo que respecta a porcentaje de ganados y perdidos con 0.581, sólo debajo de las temporadas de 1978 -del campeonato- con 0.589 y la mejor en ese rubro, la de 1980 con promedio de 0.649, en 94 juegos, sumaron 61 triunfos a cambio de 33 descalabros.
Además de esto, en 35 campañas de la franquicia en la LMB, ésta fue su segunda mejor temporada con menos derrotas al tener cifra de 46 reveses, sólo debajo de la registrada en 1980, cuando sufrieron 33 descalabros.
Por su parte, el cachanilla Jesús “Jesse” Castillo tuvo su mejor temporada en su carrera de 14 campañas en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), al romper varias marcas personales, se ubicó dentro del top 10 de la LMB en porcentaje de bateo al ubicarse en el décimo lugar con .342 de promedio de bateo; fue unos de los 5 líderes en juegos jugados con 109, quinto en cuadrangulares con 20, tercero en imparables con 140, cuarto en promedio para embasarse con .435, mismo sitio en total de bases con 224, encabezó el de bases intencionales con 12 y fue quinto en bases por bolas recibidas con 67.
De esta forma, Jesús Castillo se convierte en el primer jugador en ser elegido el mismo año, como Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas y de la temporada en la Liga Mexicana de Beisbol.

¡Participa con tu opinión!