Rocío y César unen sus vidas

Tras un sólido noviazgo, César Rojo Alba y Rocío Gutiérrez Preciado arribaron al altar de Dios para jurarse amor eterno y recibir ante su presencia, el sacramento del matrimonio.
Fue la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, el recinto que enmarcó la hermosa boda entre ambos.
Para este momento, contaron con el acompañamiento de familiares y amigos, destacando principalmente a sus papás, Miguel Rojo Flores y Alicia Alba Pérez, así como María de Lourdes Preciado Gutiérrez.
La celebración de sus esponsales tuvo lugar en el Salón Taller de Locomotoras del Complejo Tres Centurias, en medio de un romántico ambiente que Rocío y César disfrutaron profundamente.