CDMX.-La noche del sábado, tres hombres robaron la casa del primer actor Ignacio López Tarso, ubicada en Tlalpan, y si bien no hubo consecuencias que lamentar, el actor y su familia se sienten molestos, pero principalmente inseguros.
“Fue ayer (sábado) a las 19:50 horas. Se metieron tres tipos, rompieron la puerta de entrada, me vieron a mí, empecé a gritar: ‘¡ratero!’. Grité 30 veces: ‘ratero’ a todo volumen”, afirmó en entrevista el actor Juan Ignacio Aranda, hijo de López Tarso.
Los ladrones, añadió Aranda, huyeron en un vehículo y él alcanzó a ver cómo se dieron la vuelta a la derecha, por la avenida Insurgentes.
Alrededor de las 21:00 horas, Aranda acudió al Ministerio Público, ubicado en su delegación, para denunciar el hecho.
“Todos estamos bien, estamos muy molestos, muy inseguros, muy encabronados con la inseguridad de esta ciudad, pero todos estamos bien, afortunadamente”, expresó.
Aclaró que su padre, protagonista de numerosos clásicos del cine nacional, como “Macario” o “El Profeta Mimí”, no se encontraba en el domicilio cuando tuvo lugar la invasión de los ladrones, debido a que estaba trabajando.
Por el momento, todos los integrantes de su familia continuarán con sus actividades normales. (Froylán Escobar/Agencia Reforma)