Rindió protesta el nuevo líder de los restauranteros

Al rendir protesta como nuevo presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados en el Estado, Claudio Innes Peniche convocó al gremio a pugnar en conjunto por el fortalecimiento y consolidación de la actividad con profesionalización y calidad.
Esto no sólo implica servicio y esmero, sino apego a la formalidad en sus negocios en lo fiscal y lo laboral, así como a las normas que la Cofepris y el ISSEA dictan, porque a final de cuentas “lo más importante es la salud de los consumidores en todo establecimiento”.
En ese contexto, recordó que la industria restaurantera es la segunda fuente de autoempleo en la República Mexicana y como tal debe procurársele seguridad como espacio de ocupación, como unidad de negocio en la economía local y especialmente como sitio de alimentación de ese sector que acude a los restaurantes de todo tipo a consumir alimentos.
Asimismo, destacó que las autoridades han hecho un esfuerzo para crear un sistema en el que conviene estar alineados tanto a nivel fiscal como laboral, pues hay beneficios para aquellos que están en regla, pero especialmente hay tranquilidad y seguridad cuando se cumplen las obligaciones de ley, las prestaciones a los empleados y los negocios marchan en orden.
Durante el evento de relevo de mandos, tras la conclusión del ciclo de Santiago Muñoz Romo como cabeza del sector, destacó que en lo inmediato el reto de los restauranteros es lograr éxito durante la Feria de San Marcos que inicia en un par de semanas.
Se trata del evento que permite la mayor derrama económica del año en la entidad donde los establecimientos de comida juegan un papel fundamental en sus diversas modalidades, tamaños y tipos.
El ciclo de mejora para el sector inició precisamente este fin de semana con el arribo de muchos visitantes del país e incluso extranjeros que están de vacaciones y vienen a éste como a otras entidades, con lo cual la demanda del servicio se ha visto incrementada.
“La parte fuerte será la Feria 2018, un periodo en el que algunos aprovechan para imprimir elementos novedosos a sus conceptos en los negocios que no participan de la verbena, a fin de que cuando ésta concluya puedan atraer clientela y procurar que el ciclo de bonanza no cierre de manera abrupta; el año pinta bien”, acotó.

¡Participa con tu opinión!