Staff
Agencia Reforma

MONTERREY, N. L.-Todo pintaba para que Rihanna cerrara de manera espectacular el 2017, pero la tragedia tocó a su puerta durante la Navidad.
Horas después de una emotiva cena con su clan familiar de Barbados, su primo, Tavon Kaiseen Alleyne, de tan sólo 21 años, fue asesinado.
Toda la familia se había reunido a compartir un rico menú y agradecer por un año más de buenas cosas, pero después, hubo quienes salieron a seguir la fiesta por su lado.
Tavon, quien la pasó muy bien con la cantante en el festejo familiar, salió con unos amigos, pero un hombre, aún sin identificar, le arrebató la vida con varios disparos cuando el joven se encontraba cerca de su propia casa, situada en St. Michael’s.
Por el momento, se desconocen los motivos del asesinato. No obstante, Rihanna se dijo destrozada y compartió con sus fans una sensible despedida a su familiar.
“Primo RIP… No puedo creer que esta noche te haya tenido en mis brazos. ¡Nunca imaginé que esta podría ser la última vez que sentí la calidez de tu cuerpo! ¡Siempre te amaré!”, escribió el martes.
Rihanna terminó su mensaje con el hashtag #endgunviolence (alto a la violencia con armas de fuego).

¡Participa con tu opinión!