Daños importantes a la salud causa la ingesta de bebidas energizantes que están muy de moda entre los jóvenes y adolescentes, advirtió la vicepresidenta del Colegio de Médicos Generales de Aguascalientes, Claudia Esthela Esparza Vázquez.
En entrevista con El Heraldo, la representante de dicho Colegio comentó que una sola bebida energizante puede contener una cantidad de cafeína equivalente de una a cuatro tazas de café, lo que sumado a la acción de otras sustancias como el azúcar estimulan las contracciones cardiacas y una mayor actividad en el sistema nervioso, generando la aparición de palpitaciones, arritmias, insomnio, aumento de la presión arterial e incluso convulsiones hasta accidentes cerebrovasculares.
Señaló que si bien este tipo de bebidas son utilizadas para aumentar la energía, su abuso puede tener implicaciones en la salud, desde un aumento exagerado en los niveles de glucosa en el organismo, lo que conlleve a la aparición de diabetes, hipertensión arterial, así como crisis de euforia que hacen que los pacientes pierdan la percepción real de lo que les sucede realmente.
Apuntó que es muy común que lleguen a los consultorios o centros de salud, jóvenes intoxicados, sobre todo cuando éstas bebidas son mezcladas también con el alcohol. “Aparentemente no pega, pero cuando se está degradando en el organismo, los pacientes se intoxican de manera muy severa porque no sienten que están consumiendo alcohol. Su consumo es más elevado y llegan de manera más fácil a una intoxicación etílica”.
Por lo anterior, hizo un atento llamado a los padres de familia a estar muy al pendiente de los jóvenes que estén consumiendo este tipo de bebidas, sobre todo en cuanto al etiquetado de estos productos para hacer conciencia entre los chicos. “No son algo natural, son bebidas adicionadas que generan los mismos efectos que la cafeína, entonces tengamos cuidado con lo que estamos consumiendo, porque nos va a llevar a fatales consecuencias en la salud”.