Como se había mencionado previamente los Rieleros de Aguascalientes iniciaron de forma más formal su pretemporada ayer por la mañana con la primera práctica del equipo teniendo varios jugadores del primer equipo siendo los lanzadores y receptores que reportaron el pasado domingo las principales novedades que se tienen en el diamante. Así mismo, se anunció que durante todo el mes la novena aquicalidense estará entrenando en el municipio de Jesús María que le abrirá las puertas al equipo para que se pongan lo más pronto posible en la mejor forma rumbo a lo que será el inicio de la campaña.
Antes de iniciar la práctica el director deportivo Enrique “Che” Reyes le dio la bienvenida a cada uno de los jugadores invitándolos a dar lo mejor de sí dejando en claro que está temporada tiene que ser mucho mejor que la pasada. Los lanzadores que reportaron fueron Néstor Molina, Jorge Rondón, Bruce Rondón, Francisco Rodríguez, Carlos Chávez, Roberto Espinoza, Rolando Valdez, quien llegó desde el primer día para recuperarse de una leve lesión que tenía. También arribaron Andrés Durón, Ignacio Elizalde, Miguel Martínez, Gerardo Gutiérrez, José Eduardo Luna, Omar Reza, Mario Zapari, Brandon Quintero y José López. En lo que respecta a los receptores que fueron José Félix Fong, Luis Villegas, Juan García, José A. Yalil y Néstor Ríos los que ya trabajan con la Máquina aguascalentense. Por último, tanto Julián Castro como Danry Vázquez se encuentran ya a las órdenes del manager Luis Carlos Rivera a pesar de tener que reportar hasta el próximo fin de semana demostrando el compromiso que tienen para este año. Otros nombres que figuraron fueron los de Brayan Mendoza, Ricardo Rincón y Eduardo Cornejo.
El cuerpo técnico que dirigió la primera práctica, lo integraron el manager Luis Carlos Rivera y los coaches Roberto Pérez, Jesús Manzo, Alberto Rivera, Osvaldo Peraza, Luis Rodríguez, los trainner Jonathan Rodríguez y Juan C. Gaxiola, así como los batboy Jorge A. López y Alejandro Silva. Los entrenamientos están programados para continuar toda la semana en punto de las 10 de la mañana con miras a cada día poner más intensidad con el objetivo de que los peloteros tomen cada vez mayor confianza.