Llevando a cuestas muchos sueños e ilusiones, Ricardo Eduardo Becerril Palma y Alejandra Calderón Esparza acudieron a su cita de amor ante el Todopoderoso.
El templo San Antonio de Padua enmarcó la ceremonia donde la pareja de enamorados contrajo matrimonio religioso, al intercambiar promesas de amor, respeto y fidelidad.
Asimismo, prometieron que permanecerán unidos hasta el final de sus días y fundar un matrimonio con bases firmes y sólidas que soporten las adversidades de la vida matrimonial cotidiana.
Orgullosos y felices de ver a sus hijos fundar su propio hogar, se mostraron los señores: Ricardo Becerril Patlán y Lourdes Angélica Palma Silva, papás de Ricardo Eduardo; así como: Manuel Calderón Cervantes y Silvia Esparza Montoya, papás de Alejandra.
Asimismo, destacó la presencia de los señores Jonathan Hazael León Gaspar y Nancy Calderón Esparza, quienes fungieron como padrinos de velación.
El salón Vitrales del Hotel Antigua Hacienda de la Noria enmarcó la recepción en honor a los recién casados, quienes actualmente comparten romántica luna de miel en Cancún, Quintana Roo.