La mejora regulatoria avanza en Aguascalientes, pero no es aún la deseable ni la necesaria para que la inversión fluya, señaló el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), Antonio Rodríguez Mireles.
Pese a que es un obstáculo que hace años se padece en el estado y que contrasta con la dinámica que han logrado otras entidades, para la gestión de los diversos trámites para la generación de asentamientos humanos, aquí los pasos se cumplen con mucha lentitud.
En entrevista, recalcó que mientras en otras entidades se ha logrado avanzar en la emisión de permisos en un plazo razonable que va de seis a ocho meses, en la entidad esto todavía llega a tardar entre doce y veinticuatro meses.
Esta situación implica costos de inversión, sin los rendimientos que corresponden al desarrollo de un fraccionamiento y afecta los intereses de la empresa, cuyos propietarios no aspiran a hacerse ricos, sino simplemente a tener un negocio redituable.
En ese sentido, reiteró la petición del sector por tener una ventanilla multitrámites que aproveche la tecnología para que todas las instancias de Gobierno involucradas en la tramitología del sector, puedan hacer uso de una misma plataforma de información y ello acelere su resolución.
“Es un planteamiento que se hizo al gobernador del Estado y se reconoce su disposición, sin embargo, el proyecto ha topado con el reto de poner en la misma sintonía a los tres niveles de Gobierno, cuyas dinámicas son muy distintas”.
Rodríguez Mireles dejó en claro que hay algunos avances en instancias estatales como Catastro, la Secretaría de Medio Ambiente y Seguot, sin embargo, el Registro Público de la Propiedad “que antes era una maravilla”, no termina de superar los retos del rezago que arrastra hace años, menos aún con los tres cambios de titular que ha tenido en lo que va del sexenio.
Algunas dependencias del Gobierno Municipal están en ese esfuerzo también, así como la delegación de Conagua, no obstante, son las representaciones del Gobierno Federal donde se advierten mayores dificultades para avanzar en este tema, pues los desarrolladores de vivienda están enfrentando uno de los mayores retos de productividad.