El Heraldo de Aguascalientes

Reviven la pasión de Cristo en El Encino

La Pasión del Señor se vivió ayer Viernes Santo con la representación del grupo de jóvenes de la Parroquia del Señor del Encino, cuyo recorrido y rezo del camino de la Cruz, fue presidido por monseñor Ricardo Cuéllar Romo, acompañado por el presbítero Carlos Valentín Fajardo Medina y el seminarista de Tercero de Teología Marco Antonio Hernández.
En punto del medio día, cientos de personas en familia se dieron cita puntual en el atrio de la iglesia del Cristo Negro, para acompañar a Jesús (representado por Pablo Díaz) y su Madre María (por Patricia Escalante) y revivir con él su padecimiento y muerte.
Fueron los alrededores del Jardín del Encino, el escenario que enmarcó la representación de las Catorce Estaciones que Jesús padeció y el dolor de su madre María al ver a su hijo flagelado por el pecado.
Su condena a muerte por las culpas del hombre lo llevó a padecer los azotes, soportar el dolor de portar una corona de espinas, sufrir tres caídas, cargar un pesado madero, ser abofeteado, humillado y morir en una Cruz en medio de ladrones, derramando su sangre por la salvación de los hombres.
La feligresía observó adolorida el recorrido de Jesús y participó con sus oraciones, sin importar el intenso sol.
En la penúltima estación luego de que su cuerpo es bajado de la Cruz y entregado en los brazos de su madre, Jesús fue sepultado en el sepulcro, en espera de su resurrección y triunfo sobre la muerte. Mientras, la gente se retiró en silencio y en profunda meditación. (Gaby Díaz – El Heraldo / Fotos: Gaby Díaz y Enrique De Santiago)