Por Rubén Torres Cruz

Padres de familia han comenzado a identificar juegos virales en escuelas públicas de la ciudad. Los retos consisten que los participantes se provoquen lesiones aparentemente inofensivas, que terminan en rasguños y hasta en daños severos en la piel. A pesar de que la existencia de estos juegos no es nueva, no se han podido erradicar.
El reto de moda por medio de redes sociales, es conocido como el ‘Abecedario del Diablo’, el cual consiste en que un niño rasca el dorso de la mano a otro compañero, mientras este recita las letras del abecedario de la A a la Z y dice una palabra que comienza con cada letra. A cada palabra la ‘rascada’ es más fuerte, acabando la mayoría de las veces con heridas graves que dejan marcas y cicatrices para toda la vida. En algunos casos, se realizan cortes con objetos punzocortantes.
Ante ello, autoridades del Instituto de Educación de Aguascalientes por medio de la directora de servicios educativos Lourdes Carmona, señaló que con la finalidad de evitar nuevas víctimas, es indispensable que los padres de familia estén atentos a lo que los menores observan en internet y redes sociales, pues la mayoría de las víctimas corresponden a personas con problemas de autoestima, por lo que se trabaja en el desarrollo personal y social de los estudiantes; “Es muy importante que ellos cultiven la seguridad en sí mismos, para evitar ser manipulados y jalados por la corriente”, señaló.
Lourdes Carmona, indicó que en caso de que se detecten estudiantes con problemas emocionales y que a consecuencia se puedan convertir en presas fáciles de esos juegos virales que pongan en riesgo su integridad, se aplica el protocolo de atención, el cual contempla de entrada el acercamiento con padres de familia y de ser necesario canalizar a los jóvenes a recibir atención psicológica.
“Es fundamental el apoyo de los padres, también ellos tienen mucho que ver en fortalecer el autoestima de los niños, en aprender a manejar sus emociones y como lo decía, a tener seguridad propia, seguridad personal, saber lo que está bien o lo que los puede dañar, tomar buenas decisiones que los lleven a un mejor desarrollo”, finalizó.