Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-Sep.- A falta de lámparas, se alumbraban con sus celulares. Sin perros olfateadores, recurrían a sus propias mascotas. Anoche decenas de voluntarios y brigadistas buscaban a una veintena de personas que, supuestamente, habían quedado atrapadas en los escombros de una fábrica de textiles.
Ahí, en la esquina de Bolívar y Chimalpopoca, fue rescatada una persona de entre las ruinas y se encontró el cadáver de otra. Los trabajos fueron dirigidos por el propio Comisionado General de la Policía Federal, Manelich Castilla.
En esa misma zona, en el sismo de 1985, también murieron cientos de costureras que trabajaban en la industria textil.