Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un día después de iniciar una guerra comercial contra México y Canadá, Donald Trump puso la mira en el Tratado de Libre Comercio (TLC).
El Presidente estadounidense aseguró ante reporteros en la Casa Blanca que sus países vecinos son muy diferentes y que por lo tanto no deberían ser regidos por las mismas normas comerciales.
“Para serles sincero no me importaría un TLC que tuviera otro nombre y en el que se hiciera un acuerdo separado con Canadá y otro separado con México”, dijo Trump, quien ya había planteado esta opción en el pasado.
El Mandatario justificó además su decisión de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes de ambos países, además de la Unión Europea, al alegar que Estados Unidos pierde miles de millones de dólares por el comercio con ellos.
“Todos estos países, incluyendo la Unión Europea, cobran cinco veces más de lo que nosotros cobramos en tarifas, y yo creo en la palabra reciprocidad”, indicó.
“Perdimos mucho dinero con Canadá, y perdemos una fortuna con México”, acotó el Presidente, quien también acusó a su vecino del sur de haberle arrebatado un gran porcentaje de la industria automotriz.

¡Participa con tu opinión!