El sistema penitenciario del estado requiere la introducción de tecnologías o al menos el uso de perros adiestrados, para modificar la revisión de visitantes a las instalaciones y darles dignidad y respeto.

Así lo señaló el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, J. Asunción Gutiérrez Padilla, al referir que entre las diversas quejas que se reciben de forma anónima desde el interior del Cereso o bien por parte de familiares que visitan a personas privadas de la libertad, destaca la molestia por revisiones indignas para su ingreso al penal.

“Se trata de un fenómeno que lleva tiempo y que incluso a nivel nacional ha generado recomendaciones; aquí, la CEDH está al pendiente de cualquier inconformidad en ese sentido, de toda vulneración, sobre todo para quienes tienen que acudir a ver un allegado”, agregó.

En entrevista, expuso que en general las autoridades penitenciarias sí han acatado las recomendaciones que se les hacen sobre este tema en particular, si bien, hay excepciones y en esos casos la Comisión ha actuado.

“Lo cierto es que el protocolo debe ser modificado mediante la incorporación de diferentes prácticas para la revisión de las personas que ingresan a los Ceresos; ya sea mediante el uso de tecnología o por lo menos de animales entrenados”.

Por una parte, dijo, está la posibilidad del uso de Rayos X o bien la presencia de perros entrenados para la detección de droga, ambas serían prácticas más dignas de lo que a veces hacen los encargados de revisar a quienes deben entrar al Cereso.

Gutiérrez Padilla consideró que hay mejores formas de garantizar el acceso de personas desprovistas de sustancias o artículos prohibidos en la instalación penitenciaria y la tendencia en la red de penales es prohibir de una vez las formas “tradicionales” de revisar a las personas.

Finalmente, dejó en claro que hay trabajo y análisis sobre el tema, pues si bien es necesario hacer modificaciones a la brevedad, no es a través de señalamientos que parezcan obsesivos como se va a resolver, sino recogiendo demandas y recomendando a la autoridad la forma de proceder para su solución.