Antonio Baranda 
Agencia Reforma

CDMX.- El Instituto Nacional de Migración (INM) y el Conapred acordaron con organizaciones civiles que buscarán reunirse con la Guardia Nacional para conocer sus protocolos de actuación en las acciones de control migratorio.

En una reunión encabezada por el titular del INM, Francisco Garduño, también se convino la búsqueda de un mecanismo para que las personas migrantes tengan fácil acceso a representación jurídica y personas de confianza.

Este encuentro, en el que participaron organizaciones como Sin Fronteras, Amnistía Internacional México y el Instituto para las Mujeres en la Migración, se dio luego de duras críticas de activistas a los operativos de contención de la Caravana 2020.

También de la emisión, y casi inmediata revocación, de un oficio por parte del INM que suspendía el ingreso de integrantes de la sociedad civil y asociaciones religiosas a estaciones y estancias para migrantes.

«(Fue un) diálogo entre INM, Conapred y sociedad civil para trabajar por el respeto a los derechos de las personas migrantes y en condición de refugio», destacó la Secretaría de Gobernación en un comunicado.

«Se trata del primer encuentro de varios que sostendrán con el propósito de colaborar en la protección de los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas en México», agregó.

Durante la reunión, en la que estuvo la titular del Conapred, Mónica Maccise, el l INM informó sobre el acuerdo de revocación del oficio para que se siga dando acceso a las estaciones migratorias a activistas que ya cuentan con permiso.

Las que no lo tienen, precisó el Instituto, podrán solicitarlo.

Otros acuerdos fueron que el INM dará cumplimiento a los amparos resueltos a favor de las personas migrantes y que se crearán mesas de trabajo conjunto para discutir propuestas de reforma a la Ley de Migración.

Asimismo, el INM y el Conapred buscarán una reunión con el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) para garantizar el interés superior de niñas, niños y adolescentes migrantes.

Los representantes de las organizaciones que asistieron fueron Ana Saiz, de Sin Fronteras IAP; Rita Robles, del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova; Alejandra Macías, de Asylum Access México; Gretchen Kuhner y Lorena Cano, del Instituto para las Mujeres en la Migración (IMUMI); Norma González, Amnistía Internacional México; y Gerardo Talavera, Programa Casa Refugiados A.C.

«Este diálogo y esfuerzo conjunto entre el Estado y la sociedad civil están encaminados a garantizar el respeto a los derechos de las personas migrantes», apuntó el INM.