Para las integrantes de la comunidad feminista en el estado no es importante tener llenas las prisiones de personas responsables de delitos cometidos contra mujeres, sino que existan políticas funcionales que prevengan nuevos delitos de género una vez que obtengan su libertad. La activista Angélica Contreras dijo además que las instancias que atienden casos de violencia contra las mujeres requieren de mayor presupuesto para su mejor operatividad.
Cuestionada en torno al lamentable hecho donde una adolescente de 14 años de edad fuera brutalmente asesinada en días pasados en Jesús María, comentó que se requiere llevar a cabo una revisión sobre las penas actuales dictadas contra menores de edad, pero sobre todo revisar el modelo de reinserción social que es utilizado hoy en día.
Lo anterior debería de ir reforzado de un acompañamiento adecuado en herramientas socio-afectivas, que permitan a los menores infractores cuando alcancen la mayoría de edad, reintegrarse totalmente al tejido social.