Ayer, en sesión del Congreso, con una serie de irregularidades, entre desvío de recursos y falta de comprobantes de gastos, los diputados declararon revisadas las cuentas públicas de los municipios, dependencias estatales y diversos organismos, correspondientes al ejercicio fiscal 2016.
Sobre el Municipio de la capital, en gasto de Obra Pública, fueron señaladas por el Órgano Superior de Fiscalización 74 observaciones, de las cuales 47 ya fueron solventadas y 27 quedan pendientes, principalmente por señalamientos de presupuestos desfasados y bitácoras incompletas, en cuanto al desarrollo de la infraestructura.
Respecto al dictamen del municipio de Jesús María, de 40 observaciones al gasto, solo fueron solventadas tres, quedando 37 pendientes de aclarar.
En relación a la Fiscalía General del Estado, el OSFAGS determinó dos observaciones y solo una se resolvió. En cuanto a la contabilidad gubernamental, fue señalada una observación la cual no ha sido solventada.
Los dictámenes de las cuentas públicas se manejaron a la ligera, los diputados no precisaron las cantidades económicas que representan las irregularidades detectadas; tampoco especificaron las cantidades a resarcir.
Incluso, paulatinamente, varios diputados abandonaron su curul; no hubo cuestionamientos ni se abordaron asuntos generales. Se clausuraron los trabajos a las 20:40 horas, al tiempo que se citó a los miembros de la LXIII Legislatura, para el próximo jueves 7 de diciembre a las 10:00 horas, a sesión plenaria, a fin de llevar a cabo la elección del nuevo titular de la CEDH, en el entendido de que los aspirantes, hoy darán a conocer su plan de trabajo.