José de Jesús López de Lara

Fue un brutal y cobarde asesinato el caso de la niña de un año y 7 meses que murió el pasado martes por la mañana en el Centro de Salud “Las Cumbres”, ubicado al oriente de la ciudad.
Las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PME, así como los resultados de los estudios de medicina forense, revelaron que la pequeñita fue asesinada a golpes por su padrastro, quien ya fue detenido en cumplimiento a una orden de aprehensión.
El cobarde sujeto fue identificado como José Alberto “N”, de 29 años.
Quien murió de manera violenta fue una niña identificada como Nicole, de 1 año 7 meses.
Los trágicos hechos se registraron el martes 6 de febrero, cuando a las 10:00 horas llegó una pareja al Centro de Salud “Las Cumbres”, ubicado en el Blvd. Guadalupano y cruce con avenida Siglo XXI Oriente, con una niña inconsciente.
La mamá de la pequeñita informó que a las 08:30 de la mañana, al estar en su trabajo, recibió una llamada telefónica de su pareja para pedirle que se regresara a su domicilio ubicado en el fraccionamiento Villa de Nuestra Señora de la Asunción, ya que su hija se había caído y se encontraba mal.
La mujer agregó que al llegar a la casa encontró a su hija aparentemente dormida, pero momentos después se percató que comenzaba a convulsionarse. Al informarle a su pareja José Alberto, ambos decidieron abordar un taxi y trasladarla a recibir atención médica.
Sin embargo, cuando el personal médico revisó a la niña, se percataron que ya iba muerta, pero además detectaron golpes en el tórax y abdomen.
Al ser cuestionado José Alberto sobre lo sucedido, dicho sujeto alegó que la niña se le había caído de una periquera o silla para bebé, mientras le daba de comer.
Agregó que aunque la niña se golpeó en la cabeza y comenzó a llorar, momentos después se tranquilizó y decidió llevarla a dormir a una de las recámaras.
El cadáver de la niña fue recogido y trasladado al Servicio Médico Forense, donde médicos legistas realizaron la necropsia, misma que reveló que la pequeñita no había muerto a consecuencia de una caída, sino que había sido asesinada a golpes.
Se estableció que murió a consecuencia de una hemorragia aguda interna, consecutivo a un traumatismo toraco-abdominal profundo que le fue provocado por golpes recibidos en tórax y abdomen, que incluso le causaron la fractura de dos costillas.
Al ser informados del resultado de la necropsia los agentes del Grupo Homicidios de la PME, interrogaron más exhaustivamente a José Alberto, quien terminó por confesar que él había golpeado a la niña.
Señaló que la agresión se registró el mismo martes a las 08:00 de la mañana, mientras su pareja se había ido a trabajar y sus otros dos hijos de 6 y 8 años, aún estaban dormidos.
Las investigaciones revelaron que José Alberto es el papá biológico de los niños de 6 y 8 años, mientras que la niña Nicole era su hijastra, producto de la relación que tuvo la mujer con otra persona, tras haberse separado por algún tiempo.
Aunque ambos después volvieron a juntarse como pareja, José Alberto sintió siempre desprecio hacia la niña, a quien terminó por matarla.
Cabe destacar que este mismo jueves por la mañana, agentes del Grupo Especializado en Cumplimiento de Mandamientos Judiciales le cumplimentó una orden de aprehensión por el delito de homicidio doloso, por lo que fue trasladado al Cereso para Varones “Aguascalientes”, donde quedó a disposición de un Juez de Control.