En Aguascalientes el tejido social está gravemente afectado; la entidad ocupa el tercer lugar nacional de madres solteras y adolescentes, incrementó el último año en 20% la cifra de divorcios y es el primer estado en consumo promedio de alcohol con litros anuales, per cápita.

Además, existen demasiados expendios de bebidas alcohólicas y las familias son permisivas con los jóvenes en cuanto a su consumo, se destacó ante candidatos al Senado de la República participantes ayer en los “Encuentros para el Diálogo 2018”, al cuestionarles qué van a hacer si ganan para revertir esas condiciones actuales del estado.

En el marco del evento, convocado por el Consejo de Laicos de la Diócesis de Aguascalientes, en coordinación con la Unión Social de Empresarios de México y Coparmex, se presentó un diagnóstico de la entidad para que a partir de ello presentaran propuestas.

En el mismo, se plasmó la inquietud de empresarios y representantes sociales respecto del bajo nivel de salarios, respecto de otros estados del país y sobre todo por el desplome en las cifras del crecimiento económico de Aguascalientes, en el contexto nacional.

El evento, encabezado por Juan Manuel López Valdivia, Juan Carlos Soledad y Humberto Chávez Loza, y moderado por Javier Buenrostro Gándara destacó además que otro de los factores que inciden en el empobrecimiento de las personas y las familias se relaciona con la falta de seguridad social o pertenencia a algún sistema de salud, lo cual adolece el 12.9% de los habitantes del Estado.

En ese sentido, López Valdivia expresó a los candidatos participantes la inquietud generalizada porque “nuestro tejido social está gravemente afectado y en buena medida depende de quienes resulten elegidos para que se fortalezca o continúe y acelere su deterioro.

La radiografía presentada incluyó otros rubros, entre ellos el de la corrupción, como uno de los problemas que más laceran la vida económica de los mexicanos, la inseguridad en todo el país y la condición particular de Aguascalientes como el segundo a nivel nacional, después de Sinaloa, con más desigualdad en los ingresos de las familias, pues mientras los más adinerados reciben en promedio 81 mil pesos, los del último escalón apenas ganan 3 mil 200 pesos.

Respondieron a la invitación la candidata del PAN, Martha Márquez; de Nueva Alianza, Delia Chávez y del PRI, Gustavo Granados.

¡Participa con tu opinión!