CDMX.- Beyoncé reveló en Homecoming los problemas de salud que sufrió durante el embarazo de sus mellizos, informó El País. La cantante, de 37 años, compartió en su documental de Netflix, el cual está enfocado en su actuación de Coachella 2018, que tuvo que someterse a una cesárea de urgencia.
«Mi cuerpo pasó por más de lo que sabía que podía», dijo Beyoncé. La artista, quien tuvo a sus mellizos Sir y Rumi, en junio del 2017, tuvo preeclampsia, una complicación en la gestación que causa presión arterial alta y puede llevar a complicaciones graves.
«En el útero, el corazón de uno de los bebés se paró un par de veces, así que me hicieron una cesárea de urgencia», desvela.
La intérprete de «Halo» se enteró de su embarazo a finales del 2016, pero fue hasta febrero del año siguiente cuando lo dio a conocer en redes sociales.
Por tal motivo, la cantante tuvo que posponer su participación en el festival de música Coachella 2017.
Al momento de dar a luz, Beyoncé pesaba más de 98 kilos, por lo que le resultó complicado recuperarse. «Tuve que reconstruir mi cuerpo. Me llevó un tiempo sentirme lo suficientemente segura como para dar todo de mí. Al principio, mi cuerpo no estaba conectado internamente. Mi mente no estaba allí. Mi mente quería estar con mis hijos.
«Lo que la gente no ve es el sacrificio. Hubo días que pensé que nunca más volvería a ser la misma. Ni físicamente, ni mis fuerzas ni mi resistencia serían las mismas», expresó la artista.
Homecoming está centrado en cómo la artista se preparó para su actuación en Coachella 2018, incluye videos e imágenes inéditas de las situaciones familiares y cotidianas de la cantante.
El documental se estrenó este miércoles en la plataforma de streaming. (Brenda Lizzet Martínez Mendoza/Agencia Reforma)