CDMX.- El drama que viven desde hace tiempo muchas familias de migrantes indocumentados, las cuales son separadas por autoridades estadounidenses, será expuesto en Collisions, nueva película de Ana de la Reguera.
Rodado en forma independiente por Richard Levien, con un presupuesto limitado y solamente cuatro actores profesionales, las escenas se filmaron antes de que las imágenes de niños migrantes entre rejas dieran la vuelta al mundo, hace unos meses. Esto delata que el problema viene de atrás, cuando el Presidente Donald Trump ni siquiera arrancaba su campaña política.
“Es una película chiquitita y muy linda que filmé hace casi tres años. Trata, sobre todo, de la separación de las familias, que es un tema súper relevante y que ya entonces estaba sucediendo.
“Creo que ahora es más actual porque antes no estaba tan presente el tema y (desde este año) es mucho más cruel”, comentó en entrevista, De la Reguera.
El filme, del cual se espera pronto sea distribuido, refleja la desesperación de una madre indocumentada que es detenida y de pronto pierde el rastro de sus hijos (interpretados por los estadounidenses Izabella Alvarez y Jason Garcia Jr.), quienes terminarán buscándola.
La inspiración de Levien para emprender el proyecto provino de su esposa, quien le contó acerca de una niña a la que le daba clases y resultó afectada tras ser separada de sus seres queridos.
Al respecto, De la Reguera asegura que la cinta resulta conmovedora al estar impregnada de dolor real.
Y si bien Collisions aún no tiene fecha de estreno, su protagonista adelantó que se perfila para ser presentada oficialmente en algún festival. (Mauricio Ángel/Agencia Reforma)

ASÍ LO DIJO
“Me gustó mucho el guión cuando lo leí, literalmente lo hicimos casi por nada (de presupuesto) porque es de las cosas más chiquitas que he hecho en mi vida, pero me gustó mucho el personaje y era algo en lo que quería participar”.
Ana de la Reguera, actriz