CDMX.- Aunque los rumores indicaban que la octava temporada de Juego de Tronos llegaría en abril de 2019, el estreno de la más importante serie de HBO podría retrasarse.
El supervisor de efectos visuales, Joe Baue, reveló que él y su equipo acaban de comenzar a trabajar en el arco final de la historia
De manera indirecta, Baue deslizó la posible demora al señalar que no espera nominaciones para la siguiente entrega de los premios Emmy.
Para calificar, la serie debe ser transmitida entre el 1 de junio de 2018 y el 31 de mayo de 2019.
Un representante de HBO dijo al medio que no se había anunciado la fecha de estreno de la última entrega de la serie, pero que lo más probable es que éste llegue en la primera mitad de 2019. (Staff/Agencia Reforma)