Resurgió de sus cenizas

CDMX.- Además de actuar en televisión, lo que hace más feliz a la actriz Claudia Vega en la actualidad, dice, es ofrecer conferencias sobre espiritualidad.
En estas charlas comparte su experiencia sobre cómo se salvó a tiempo de su pasado de alcohol y drogas.
“Estoy muy contenta, ha habido un cambio amable en mi vida”.
En entrevista con EL UNIVERSAL, Vega recuerda de su pasado que “cuando hice un desnudo en una época de mi carrera, éste me marcó; cuando me di cuenta, pensaba en que era miserable por no saber tratar a mis semejantes y la mala decisión de juzgarme por esa exposición; te tachan de prostituta, mala persona y de lo peor por desnudarte”.
Luego de aquel evento, la actriz expresa que ahora ya puede hablar sobre su vida sin que le dé pena de que en su pasado hubo drogas y alcohol, además de que a veces se despertaba con moretones y desconocía si había sido golpeada o violada.
“Hubo cuestionamientos mediocres que me sobajaron, pero ante la adversidad, logré levantarme. Ahora puedo decir a los cuatro vientos que, luego de una mala decisión, me arrepentí. Entre las drogas pensé que moría, fue algo difícil salir de ese camino que había elegido, fui hasta vendedora de pornografía (con mi desnudo)… Pero lo importante es rectificar. Me han propuesto hacer un libro pero no, prefiero seguir predicando y dar testimonio a donde me llamen”.
Vega comenta que hace siete años empezó a prepararse por medio de un cambio y una transformación mental.
“Necesitaba apoyarme en algo que resultara sólido, los amigos no siempre están; desaparecen cuando dejas de ser famosa y yo necesitaba algo. Soy un ser humano imperfecto. Cuando iba a perder la vista y mi vida se vio truncada viví muchísima incertidumbre de lo que iba a suceder. Parece que algo sobrenatural me tocó y empezó mi cambio”.
Claudia Vega también participa en “Derechos de humanidad”, una puesta en escena para reflexionar, así como poner en la mente de la gente un cambio, a través de valores. (María de la Luz Miranda/EL UNIVERSAL)