Sandra Reyes Velasco 
Agencia Reforma

Guadalajara, México.- La apuesta por la innovación y el diseño por parte de las empresas y el interés de los consumidores por comprar lo hecho en el País han impulsado el resurgimiento de la industria del juguete en México.
Así, para este año la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju) prevé un incremento de 16.6 por ciento en las ventas nacionales, para alcanzar los 2 mil 800 millones de dólares, contra los 2 mil 400 millones del año pasado.
“Los productores están apostando por la innovación, lo que los vuelve más competitivos. (…). Nace de un sentimiento muy mexicano de pertenencia a los valores y a los productos mexicanos”, indicó Miguel Ángel Martín, presidente de Amiju.
El también presidente de Industrias Plásticas Martín dijo que su empresa ha ido al alza gracias a esta apuesta y prevé cerrar el año con un crecimiento de 12 por ciento en comparación con 2016.
De acuerdo con Guadalupe Villarroel, directora comercial de la jalisciense Glasfirma, dedicada a la elaboración de canicas y pelotas, fue en 2005 cuando la industria estuvo a punto de desaparecer ante la feroz competencia de China, por ello los productores tuvieron que distinguirse.
Su empresa llegó a perder el 50 por ciento de clientes, sin embargo, desde hace cinco años ha duplicado sus ventas gracias a la innovación y calidad y espera un crecimiento de 20 por ciento en la comercialización de sus productos.
En general, el gremio va ganando terreno tanto en México como en el extranjero, añadió Martín, debido a que las grandes marcas ven al País como un centro logístico para la exportación.
En cuanto a las importaciones de juguetes, éstas se han mantenido en alrededor de 1.4 millones de dólares de enero a septiembre de cada año durante los últimos ocho.
En tanto, según cifras del Banco de México, en los primeros nueve meses del año las exportaciones del sector crecieron 6.78 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2016.
Actualmente, los destinos del juguete mexicano son Estados Unidos, Canadá, Francia, España, Inglaterra, Japón y Corea, según datos de la Amiju.
En el País existen 80 medianas y grandes productoras de juguetes, mientras que los micro y pequeños talleres suman 200, informó Martín.
Entre los juguetes de marcas extranjeras que se elaboran en el País están Star Wars y Minecraft de Lego; Happy Caterpillar Refresh y Castillo de Frozen, de Feber, y Boomerang y Porsche Power Wheels de Fisher Price.

Cautivan a mayores juguetes de antaño
¿Ver un juguete de su infancia le provoca nostalgia y ganas de comprarlo? No es el único y se debe a que los adultos también son parte del mercado de esta industria.
Hace unos meses, mientras Karla Ávila veía la television, apareció la publicidad de una muñeca Nenuco, misma que había dejado de ver desde hace algunos años por este medio.
Ver la imagen le hizo recordar las tardes que, cuando era niña, pasaba junto con su hermana jugando con esa muñeca, misma que aún conserva aunque ya está desgastada.
Enseguida decidió ir a una juguetería y adquirir un Nenuco para su hija de siete años.
“La juguetería está dedicada a dos tipos de mercado, uno es el de los niños y otro es el de los papás, ya que pues el papá cuando viene a la juguetería siempre hay ciertos recuerdos de juguetes que tuvo y por impulso lo compra”, indicó Juan Carlos Miranda, gerente de una de las sucursales de Juguetega.
Otro de los aspectos por los que los papás adquieren juguetes que por un tiempo habían desaparecido o dejaron de ser tendencia y que ahora vuelven, dijo, se debe a que la mayoría de estos tiene poca tecnología y con ello ayudan a que el niño desarrolle más su imaginación.
De acuerdo con José Luis Cepeda, gerente comercial de Julio Cepeda Jugueterías, los productos que en su momento estuvieron en tendencia tardan en reaparecer en el mercado de entre cinco a 10 años.
Según explicó, estos resurgimientos pueden darse por las novedades que se promocionan a través de películas, caricaturas y series de televisión, igual que en el caso de los juguetes en general.
Por ejemplo, entre los productos más vendidos actualmente están los patines de dos líneas, un producto que no se había dejado de elaborar, pero perdió popularidad por un tiempo; lo mismo ocurrió con las muñecas Nenuco o Dulce Mami, agregó.
Stretch Armstrong, el muñeco elástico; muñequitos Playmobil y la muñeca Cabbage Patch, son algunos de los juguetes de los años 80 y 90 que han vuelto.
Otro caso es el de los juguetes retro que se actualizan mediante la tecnología, como el View-Master, un visor al que se colocaba un carrete con diapositivas para ver imágenes, pero del que ahora se maneja una versión actualizada que se vincula con un smartphone.

¡Participa con tu opinión!