Claudia Guerrero y Karla Omaña
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de los costos millonarios de rehabilitación, las deudas que acarrean y el déficit de gas natural para operarlas, el Gobierno federal reactivará las plantas de fertilizantes adquiridas en la Administración de Enrique Peña.
En conferencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que estas plantas se encuentran en total abandono y que las deudas por su adquisición rebasa los 18 mil millones de pesos.
«Ya tomamos la decisión de echarlas a andar y vamos a tener fertilizante mucho muy barato para los productores pequeños de básicos», planteó el Mandatario.
Desde junio, AMLO informó que se revisarían los casos de las plantas en Lázaro Cárdenas, Michoacán; Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz; la de Camargo, en Chihuahua, y la reserva de roca fosfórica, en Baja California Sur.
Las más cuestionadas son Agro Nitrogenados y Fertinal, que han sido centro de escándalo de corrupción que involucra a funcionarios del sexenio pasado y a empresarios, por el sobreprecio que el Gobierno pagó por ellas.
Agro Nitrogenados, adquirida a Ahmsa, costó entre la adquisición y la rehabilitación 760 millones de dólares, en 2014, y hasta 1992 producía alrededor de 3 mil toneladas mensuales de urea.
La planta sigue acumulando problemas financieros: En 2018 fue detectada una pérdida de 212.6 millones de dólares por el deterioro de tres de sus unidades de producción, según la Auditoría Superior de la Federación.
En tanto, Fertinal, fue adquirida en 2016 con una inversión de 255 millones de dólares.
Además de asumir los costos de financieros, especialistas explican que el País no cuenta con gas natural para operar las plantas ya que hoy se importa el 68 por ciento del gas que consume, según datos de la Secretaría de Energía.
«Es necesario producir más gas natural para reactivar la industria de los fertilizantes», aseguró Alejandro Villalobos, ingeniero químico de la UNAM y ex funcionario de Pemex.
Pemex Fertilizantes, la subsidiaria de Pemex creada en 2015 para distribuir y comercializar amoniaco y fertilizantes, no ha operado eficientemente por esta situación.
Su complejo de Cosoleacaque, único productor de amoniaco en el País, actualmente está inactivo por falta de gas natural.
El año pasado, no se obtuvo una sola tonelada de amoniaco, insumo utilizado para la producción de fertilizantes, según datos de la Sener.