Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Secretaría del Bienestar restituyó el apoyo económico del programa de Estancias Infantiles a cinco mil madres de familia que originalmente había catalogado como «fantasmas», informó Ariadna Montiel, subsecretaria de la dependencia.
En abril, el Gobierno federal determinó que 97 mil 180 menores no fueron localizados en el Censo del Bienestar, motivo por el cual se redujo a la mitad el presupuesto para el programa, el cual se entregó directamente a los padres.
«De las 97 mil madres de familia que no localizamos se han presentado cinco mil y se les ha incorporado, de tal manera que en eso no hay ningún problema. Ya son cuatro meses posteriores al censo y solamente hemos tenido ese número», dijo en entrevista.
Tras asistir al informe del presidente del Senado, Martí Batres, Montiel indicó que el nuevo programa del Gobierno federal entrega recursos de manera directa a 208 mil 500 madres de familia en beneficio de 213 mil menores.
Informó que alrededor de dos mil estancias se ampararon contra la decisión de cortar los recursos que recibían del Gobierno, así como 300 madres de familia, de un universo inicial de 313 mil.
La subsecretaria indicó que la dependencia solicitó a la Suprema Corte de Justicia emitir un pronunciamiento que concilie entre las sentencias de jueces que han concedido amparos y los que han mostrado su negativa.
Por otro lado, Montiel insistió en que la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigida a la Secretaría del Bienestar carece de sustento.
«Consideramos que no han hecho un análisis técnico suficientemente sólido, nuestro programa -el nuevo- no se analizó, es una interpretación de la Comisión.