Promueve el DIF Municipal de Jesús María cursos de tanatología para ayudar a la población en general a superar la pérdida de un ser querido, ante el interés de las autoridades municipales de poner atención a la parte emocional del ser humano, destacó la tanatóloga certificada, Blondine Barreda Snyder.
Comentó que tras la invitación que le hizo el DIF Municipal en 2017 para impartir cursos, luego del éxito obtenido, este año inició el tercer módulo en el que se trabaja con personas que tienen muchos problemas con sus duelos no resueltos.
“La tanatología no solamente se trabaja fundamentalmente en las personas que van a morir para ayudarles a una muerte digna, sino que también abarca todo lo que conlleva una pérdida y que va a llevar a un duelo, desde la pérdida de un empleo, una casa, un divorcio, un amigo, hasta el robo de cualquier de nuestras pertenencias”.
La especialista explicó que este curso maneja las cinco etapas que permite a la gente salir adelante de su duelo, que son: la negación, el enojo, la negociación, la depresión y la aceptación.
“Hay todo un proceso para llegar a la aceptación. No puedes brincarte todas estas etapas sin llegar a cada una de ellas. Es importante que la persona que experimenta una pérdida viva cada etapa bajo un acompañamiento para que pueda salir adelante”.
Barreda Snyder indicó que los cursos son abiertos a todo público, y compuestos de 10 sesiones con duración de 2 horas, en horario de 9 a 11 de la mañana los martes y jueves; y en la actualidad participan 14 personas, no únicamente del municipio de Jesús María sino también de otros lugares del estado.
“La aceptación de un duelo implica mucho compromiso con uno mismo y lo principal es que se pida ayuda. A la tanatología no se le había dado el reconocimiento, cualquier persona se puede acercar a un tanatólogo y estamos abiertos a ayudar a cualquier ser humano a pasar por su duelo”.
Finalmente, Barreda Snyder resaltó el esfuerzo que realiza la Presidencia Municipal de Jesús María, encabezada por el alcalde Noel Mata Atilano, de poner cuidado en la atención de la salud mental de la población, con este tipo de cursos, que permite a la gente ser mejores seres humanos, y que cuenten con las herramientas necesarias para poder ubicarse ante cualquier pérdida en la vida.