El gobernador Martín Orozco Sandoval arrancó el operativo especial de seguridad para blindar la Feria Nacional de San Marcos 2018, con el pase de lista y novedades a los elementos que lo conforman y en el que participan un total de 1,500 elementos del Ejército Mexicano, Policía Federal, Estatal, Ministerial y Municipal, así como Bomberos, Protección Civil y Servicios Prehospitalarios, todos coordinados por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE).

Acompañado por el secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz, y el titular de la SSPE, Sergio Martínez Castuera, pasó lista a 30 elementos castrenses, 50 policías federales integrantes de la Gendarmería, 150 policías estatales, 20 ministeriales y 100 municipales, quienes conforman el dispositivo para el primer día de la verbena.

Exhortó al personal a comprometerse para trabajar con profesionalismo y entrega, a fin de salvaguardar la seguridad, los bienes e integridad física de todos los visitantes a la edición 190 de la verbena, además de brindar una atención efectiva en cualquier emergencia que se suscite, enfatizando que no se descuidará la vigilancia y operación en el resto del estado.

Refirió que el año pasado la verbena registró más de 7.7 millones de visitantes en 23 días, y en esta ocasión se tiene la expectativa de que esta cifra sea superada, por lo que los exhortó a dar su mayor esfuerzo y entrega, con el fin de que nuevamente la Feria concluya con saldo blanco.

En el pase de lista, las corporaciones de seguridad hicieron un llamado a la población a disfrutar de la verbena con responsabilidad, a fin de que contribuyan a su autoprotección y eviten ponerse en riesgo.

¡Participa con tu opinión!