Rubén Torres Cruz

Su nombre es Ángel Romo y desde hace siete años forma parte del equipo de rescate urbano de la Cruz Roja Mexicana en Aguascalientes; su vocación de servicio lo ha motivado a capacitarse constantemente, hasta conseguir la certificación de Técnico en Rescate Vehicular, así como la de Rescate Vertical, permitiéndole el uso de equipamiento especial, entre ellos las famosas “quijadas de la vida”.
A pesar de sus años de carrera dentro de la institución, reconoce que aún siente la adrenalina correr por sus venas cuando sale a atender algún reporte. Acepta que lleva grabados algunos recuerdos de los accidentes más crudos que le ha tocado presenciar, muchos de ellos trágicos, así como también el gratificante sentimiento de apoyar a lesionados o incluso de contribuir hasta en labores de parto.
Con un horario de entrada fijo, mas no así el de salida por las exigencias de su trabajo, confiesa orgulloso que desde temprana edad, sabía que lo suyo era ayudar a los demás.
“Al principio sí me fue muy difícil porque la sangre es sangre, es impactante… incluso llegué a suspender mis guardias, porque fue algo que me impactó, no dejo de sentir el sufrimiento de los demás”, señaló.

El equipo utilizado por los rescatistas urbanos para extraer a las personas lesionadas en percances vehiculares, es lo último en tecnología en la materia, es de origen europeo y llega a pesar hasta 30 kilogramos. El correcto uso de las “quijadas de la vida” permite que en un promedio de tres a cinco minutos puedan desprender cualquier punto de la unidad accidentada, para poner a salvo a las víctimas.
“Son equipos muy pesados, además usamos equipo de protección personal que dificulta más las labores, pero tenemos constantes capacitaciones y prácticas”, expresó.
Ángel Romo confiesa sentirse orgulloso de portar el uniforme de la Cruz Roja, lo que significa en automático adoptar un compromiso tan grande como la noble institución. “Yo no me siento un héroe, simplemente es un trabajo como cualquier otro que requiere mucha capacitación para crecer como persona y técnico”, finalizó.

EL DATO

  • La Cruz Roja Mexicana en Aguascalientes cuenta con 25 técnicos certificados.
  • Dispone de dos unidades especiales de Rescate Urbano, equipadas con planta de energía y diversas herramientas multipropósito.