Tonatiúh Rubín 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) recibió 29 tortugas y 34 iguanas verdes que fueron abandonadas en cajas de cartón en la Central de Autobuses de Puebla.
La dependencia informó en un comunicado que los reptiles fueron hallados el fin de semana por la Policía Municipal durante un recorrido por la terminal de pasajeros.
Las cajas contenían 33 iguanas verdes (Iguana iguana) vivas y una muerta, además de 27 tortugas casquito (Kinosternon integrum) y dos de la especie hicotea (Trachemys venusta).
Cinta adhesiva mantenía maniatadas a las iguanas en sus extremidades anteriores y posteriores.
Los policías entregaron los animales a Protección Civil, que los dejó en manos de la Profepa de la entidad para realizar las investigaciones pertinentes.
La iguana verde se encuentra en la categoría de especie Sujeta a Protección Especial en la NOM-049-SEMARNAT-2010, detalló la Profepa.
Las iguanas fueron recibidas en mal estado físico y con deshidratación, razón por la cual se requirió una revisión de cada ejemplar luego de ser trasladados a la Asociación de Reptiles y Anfibios de Puebla, donde se verificó su comportamiento y posible reintegración a su hábitat natural.
“El tráfico ilegal para el mercado de mascotas, así como la destrucción de su hábitat, son las principales causas del deterioro de sus poblaciones silvestres”, sostuvo.
La dependencia enfatizó que la pena para quien ilícitamente realice cualquier actividad con fines de tráfico puede ser de hasta nueve años de prisión y el equivalente a tres mil Unidades de Medida y Actualización con base en el Artículo 420 del Código Penal Federal.

¡Participa con tu opinión!