La tarde de ayer una familia se quedó encerrada en el interior de su vivienda, donde se registró una fuga de gas LP y estuvieron a punto de morir intoxicados.
Fueron policías preventivos del Destacamento “Terán Sur”, quienes arriesgando su vida ingresaron a la vivienda y lograron rescatarlos.
Las víctimas son dos adultos y tres niños, entre ellos un bebé, quienes fueron encontrados dentro de una de las habitaciones semi-inconscientes.
Los hechos se registraron el miércoles alrededor de las 18:30 horas, en un domicilio ubicado en la calle Salto de los Salado, en el fraccionamiento Ojocaliente I.
Fueron algunos vecinos quienes reportaron que de dicha vivienda provenía un fuerte olor a gas LP, por lo que presumían que había una fuga.
La situación se complicó porque la puerta principal estaba cerrada con llave y en el interior se encontraban cinco integrantes de una familia.
Arriesgando su vida, dos policías preventivos del Destacamento “Terán Sur” que arribaron a bordo de la patrulla P-178, se brincaron a la casa por la azotea y luego bajaron por una escalera metálica que hay en la parte posterior.
Posteriormente se dirigieron a una de las habitaciones donde encontraron a tres niños y a dos adultos semi-inconscientes, debido a la intoxicación que habían sufrido, por lo que rápidamente se dieron a la tarea de rescatarlos.
Mientras tanto, otro oficial procedió a cerrar la fuga que había en un tanque de gas LP.
Al lugar de los hechos arribaron más tarde Bomberos Municipales de Aguascalientes y personal de Protección Civil Municipal, quienes se encargaron de controlar la situación y evitar así una explosión.
Cabe destacar que más tarde llegó un hombre quien dijo ser el abuelo de los niños atrapados en la vivienda, el cual traía la llave de la puerta principal.
Esta persona comentó que había salido algunos minutos del domicilio y que se le hizo fácil cerrar con llave la puerta, sin imaginar que estuvo a punto de provocar una tragedia.