Un trailero oriundo de Aguascalientes, se salvó de ser secuestrado por un comando armado, que minutos antes había montado un retén falso, sobre la carretera México-Veracruz.
De acuerdo a la información, eran cerca de 30 individuos que portaban armas de fuego largas y chalecos antibalas, pero sin uniformes ni insignias de alguna corporación, quienes montaron un punto de revisión con el cual bloquearon dicho acceso carretero.
Fue ahí, donde los sujetos armados le marcaron el alto al chofer del tráiler, quien fue además privado de su libertad. Fueron otros automovilistas los que reportaron esa situación a los elementos de la Policía Federal, quienes se trasladaron al lugar.
Ya en la zona los sospechosos comenzaron a disparar a los oficiales quienes repelieron la agresión de la misma forma, iniciándose así una balacera.
Después de varios minutos los delincuentes abordaron sus camionetas y se dieron a la fuga a toda velocidad, siendo así que los elementos federales lograron localizar la pesada unidad y al chofer que se encontraba amarrado, por lo que lo liberaron.
En cuanto a los delincuentes no se supo de ellos.