La Fiscalía General del Estado rescató ayer en el municipio de Calvillo a nueve menores, de entre dos y diecisiete años de edad, que se encontraban en estado de abandono por parte de sus familiares y presuntamente expuestos a riesgos, e incluso a actos de grave afectación a su desarrollo.

Se trata de seis niñas y tres varones que fueron trasladados a esta ciudad y depositados en instituciones asistenciales del Estado, en un operativo ejecutado por el Ministerio Público y personal del Juzgado Quinto de lo Familiar, despacho que concedió la orden para su rescate, misma que se logró prácticamente en la calle en donde según reportes vecinales, permanecían a veces durante la madrugada.

En conferencia de prensa, el fiscal Jesús Figueroa Ortega reveló que la carpeta de investigación correspondiente data del año 2016, cuando se recibió el primer reporte de hechos y en tanto las indagatorias continúan y se deslindan responsabilidades, se procedió a la separación de los menores de su núcleo familiar.

En ese sentido, subrayó que esta medida es de tipo preventiva para garantizar a los infantes las condiciones básicas de integridad, pues se trata de personas en abandono, sin acceso a la escuela, con mínimo de ropa y bajo señalamientos de ser sujetos a actos impropios para su edad por parte de adultos allegados.

Al respecto, reconoció que temas relativos a drogas, prostitución y maltrato son líneas de investigación en curso; de hecho hay al menos tres adultos bajo investigación y en tanto se determina su responsabilidad y el tipo de hecho delictivo que se configure, lo importante es mantener bajo resguardo seguro a los menores.

Figueroa Ortega explicó que no hay aún medidas cautelares porque se actuó conforme al ámbito familiar, pero las investigaciones sobre esas tres personas derivarán en medidas y, en su caso, en sanciones penales conforme a los elementos de prueba.

Dejó en claro que la FGE no ha individualizado esa responsabilidad por lo que hablar anticipadamente de una persona en particular sería irresponsable para la institución que, comprometió, da seguimiento e información puntual al delicado caso.

Finalmente, indicó que los pequeños serán sometidos de acuerdo al protocolo correspondiente, a valoración física y psicológica; también, invitó a la ciudadanía a denunciar casos tan sensibles como la afectación y violación de los derechos de los menores ante la Fiscalía Estatal.

¡Participa con tu opinión!